La Teoría de las Casillas Conjugadas | Jaque Pastor
En línea desde el 7 de marzo de 2014. Por un mundo con más y mejor ajedrez.
|
InicioFacebookTwitterRSSContacto
|
La Teoría de las Casillas Conjugadas
Yamil Duba | 19 agosto, 2016 | Responder al autor
La Teoría de las Casillas Conjugadas es un capítulo obligado para el jugador de club que busca la victoria en los finales de peones; el conocimiento de estas bases por lo general distancia al Campeón del lote de segundos.

casillas_conjugadas

Aún estás emocionado por esa victoria de la quinta ronda, cuando tu idea se impuso claramente por sobre la del rival y la maestría en el final de peones te daba el punto entero; cargas la posición al teléfono y el corazón se te viene al piso cuando observas al inocente módulo destrozar tu obra de arte.

Si hay una etapa del juego de ajedrez que caracteriza con fidelidad el abismo que existe entre un Maestro y un entusiasta esta es el Final. Particularmente es el final de peones el que presenta mayor dificultad para el jugador de club por el simple hecho que el margen de error es menor.

La Teoría de las Casillas Conjugadas abarca conceptos tales como casillas claveoposición y triangulación para amalgamarlos en una sola herramienta que, cuando utilizada con criterio, puede simplificar posiciones verdaderamente difíciles, especialmente aquellas cerradas donde cada maniobra del Rey es vital. Veamos un ejemplo clásico para comprender de qué estamos hablando.

Grigoriev, 1921. Juegan las negras y hacen tablas.

Grigoriev, 1921. Juegan las negras y hacen tablas.

La Teoría de las Casillas Conjugadas expresa —básicamente— que el Rey del bando defensor debe moverse a la casilla asociada con la del Rey enemigo cuando este desplace allí. ¿Cómo saber cuáles son las casilla asociadas?

Lo primero a considerar son las casillas claves, aquellas desde las que el Rey que ataca (en este caso el Blanco) tiene oportunidad de ganar la partida. Si el Blanco consigue ubicar su monarca en a3, b3, e2 o f2 entonces podrá capturar el peón negro y conseguir la victoria, por ende el Negro debe impedir que el oponente llegue a esos escaques.

Si las casillas claves no están conectadas debe identificarse la ruta más cercana entre ellas. Para el Rey blanco el camino de maniobra entre b3 y e2 sería a2, b1, c1 y d1, mientras que para el Negro sería b4, c5, d4 y e3. Una vez enumerado este conjunto de escaques sabremos cuáles son las casillas conjugadas. Cuando el Blanco mueve a 4 el Negro mueve a 4, caso que no pueda cumplir entonces pierde.

Luego de identificar las casillas conjugadas pasamos a investigar los escaques cercanos a ellas y enumerarlos puesto que desde ellos el atacante puede alcanzar una casilla clave o una casilla conjugada. e1=5 y a1=6 son las opciones del Blanco mientras que f3=5 y b5=6 son las alternativas del Negro.

Hecho, el esquema está finalizado. Solo resta ponerse a practicar. Por ejemplo, ¿qué ocurriría si en un momento el Blanco jugase Ra1 y el Negro respondiese Rb4? Esta cuestión está analizada abajo y puede darte un excelente indicio de cómo funciona la Teoría de las Casillas Conjugadas.


Archivado en la categoría Finales
Inicio | Todos los derechos reservados. | Tekove | WordPress